Libro
Si Forrest Gump
hubiese sido chileno
Es una novela que, como he dicho muchas veces en chalas, presentaciones y entrevistas, me encantó escribir. Fue desarrollada bajo condiciones muy gratas: entre las 00.00 y las 04.00 por unos cuatro o cinco meses, mientras Rayén esperaba a nuestro hijo Nahuel. Quería escribir una novela de unas 250 páginas en la que sucedieran varias décadas, unas tres o cuatro, como ejercicio para otra historia en la que pasaban muchos años en pocas páginas.

Si Forrest Gump no hubiese sido chileno es una divertida novela que fue muy bien recibida tanto por la crítica como por los lectores. En ella no se relata la vida del muchacho brillante de la clase, sino todo lo contrario. Aunque en su vida ha sido el blanco de las burlas de sus compañeros, del pesimismo de sus profesores y de la resignación de su madre, se esfuerza a cada segundo por salir adelante. Y, aunque está consciente de ello, nada le impide tener una vida llena de las más sorprendentes aventuras. Es ese tesón y algunas afortunadas coincidencias la dupla de factores que lo llevarán a ser desde un aspirante a arquero en la selección de fútbol de la universidad a un astuto timador del Pepito Paga Doble, espía en la TVN de fines de los setenta, mago de dedos insuperables, genial intérprete de ukelele y hasta pre candidato a diputado del Congreso de la República. Éstas y muchas peripecias más son narradas por el mismo protagonista, mientras sorprendentes personajes –por todos conocidos- van cruzándose y marcando los pasos de su vida.

‘Si Forrest Gump hubiese sido chileno’ no es una copia de la gran película; es, sin lugar a dudas, una mezcla entre guiño admirado y sutil homenaje. Por eso, no esperes encontrar el famoso ‘corre Forrest, corre’ en estas páginas. Y menos tratándose de Chile, país donde el que no corre, vuela.